BERLIN & PARIS 1930

Paula Mendoza y la pianista Irene Alfageme presentaron con éxito en 2018 este concierto con obras de Kurt Weill y Erik Satie entre otros, inspirado en las noches del cabaret alemán y francés de los años 30.


"En esta ocasión un premio gordo fue el recital de Cabaret de Paula Mendoza e Irene Alfageme, cantante y pianista. Alemania y Francia compusieron el programa. Weill, Edith Piaf, "La vie en rose" en la estupenda voz de Paula y el dinamismo enérgico de Irene. Vestuario diferente en cada parte, adecuado a la atmósfera. Gran éxito."

Fernando Herrero, crítico teatral, publicado en el Norte de Castilla el 7 de Mayo de 2018.

Tras el estreno el 5 de mayo de 2018 en la Sala Concha Velasco Lava / Valladolid


BERLÍN & PARÍS 1930

En este concierto el público acompaña a una cantante, que en primera persona cuenta y canta su viaje vital, acompañada de su amiga al piano.

Una española ha emigrado a Berlín en los años 30. Allí encuentra una cuidad que es mucho más de lo que parece, y que sólo se conoce a fondo cuando se encienden las luces que iluminan todas sus oscuridades.

" Ven... enciende la luz para ver si hay... algo interesante. ¿Qué tipo de ciudad es ésta?"

Pasará por todo tipo de trabajos, conocerá el amor y sobre todo el desamor...

"En cualquier esquina puedes cruzarte con un maleante.. y a algunas parece que nos gustan los maleantes... A pesar de las canciones en las que se nos advierte de los cadáveres que dejan detrás"

Cuando no pueda más escapará junto con su fiel amiga a Paris, con la esperanza de encontrar un poco más de amor, un poco menos de miseria.

"Por un momento imaginemos una realidad distinta, un lugar ideal. La tierra donde nuestros sueños se cumplen, la esperanza (...) es un refugio para todos, allí existe la verdadera libertad"

Y Paris traerá alegría, cabaret, un nuevo amor... y una nueva decepción. Pero como Piaf, nuestras protagonistas no están dispuestas a dejarse arrastrar por lo malo de la vida, y "no se arrepentirán de nada" porque lo importante, al fin y al cabo, es que estamos vivos, y que esto, la vida, no es más que un cabaret.